The Dance, la historia ilustrada de la danza

Por: Carolina Posada.

El libro The Dance, de autor anónimo, editado en Londres en 1911 y digitalizado recientemente por el Gutenberg Proyect, es una de esas maravillosas revelaciones que nos regala internet. Un compendio de imágenes ilustrativas de la historia de la danza, nos guían por diferentes épocas y estilos; a la vez que nos hacen reflexionar sobre la relación entre la danza y la imagen.

La conjunción de la danza con la imagen, revolucionó la creación coreográfica derivando en cinedanza, videodanza, danza multimedia, por nombrar unas pocas. Sin embargo, la relación de la danza y la imagen ha sido tan primigenia, pues ha acontecido junto al pensamiento mágico religioso del hombre. En la prehistoria, abundan las representaciones de danza como invocación de un espíritu supremo. Nuestras imágenes actuales de la danza, carecen de dicha magia y muy poco simbolismo transmiten.

En The Dance, curiosamente, su autor, desconocido, elaboró una recopilación con la metodología que Aby Warburg, precursor de la iconología, planteaba sobre la historia de la humanidad como una historia de imágenes, ilustrada, la cual comenzó a elaborar en 1924 con su complejo proyecto, inacabado, el Atlas de Mnemosyne, casi lo que podríamos llamar hoy “cartografías” pero a una dimensión por decir, cósmica, de relaciones y comparaciones impensadas, incluso en  estros días. Sus imágenes, como formulaciones del pathos primordial, plantean un espacio virtual del pensamiento, una conexión simbólica, histórica, liberada de las maneras esteticistas de su época. Un «historiador al borde de los abismos», como lo llama Didi-Huberman. O, como él mismo dice, «un sismógrafo del alma sobre la línea divisoria de las culturas».

En nuestra inundación de imágenes, y el condicionamiento que tenemos hacia la comunicación visual, estos ejemplos de casi un siglo nos convocan a reflexionar sobre cómo escribimos visualmente la historia de la danza, o la danza misma y cómo asumimos maneras que le sean propias para su archivo.

Quizás sea la ocasión para acercarnos a esos abismos, de la danza como imagen y la imagen de la danza. The Dance_ Historic Illustrations of Dancing From 3300 B.C. to 1911 a.D. Se puede consultar a continuación:

Por: Carolina Posada.

El libro The Dance, de autor anónimo, editado en Londres en 1911 y digitalizado recientemente por el Gutenberg Proyect, es una de esas maravillosas revelaciones que nos regala internet. Un compendio de imágenes ilustrativas de la historia de la danza, nos guían por diferentes épocas y estilos; a la vez que nos hacen reflexionar sobre la relación entre la danza y la imagen.

La conjunción de la danza con la imagen, revolucionó la creación coreográfica derivando en cinedanza, videodanza, danza multimedia, por nombrar unas pocas. Sin embargo, la relación de la danza y la imagen ha sido tan primigenia, pues ha acontecido junto al pensamiento mágico religioso del hombre. En la prehistoria, abundan las representaciones de danza como invocación de un espíritu supremo. Nuestras imágenes actuales de la danza, carecen de dicha magia y muy poco simbolismo transmiten.

En The Dance, curiosamente, su autor, desconocido, elaboró una recopilación con la metodología que Aby Warburg, precursor de la iconología, planteaba sobre la historia de la humanidad como una historia de imágenes, ilustrada, la cual comenzó a elaborar en 1924 con su complejo proyecto, inacabado, el Atlas de Mnemosyne, casi lo que podríamos llamar hoy “cartografías” pero a una dimensión por decir, cósmica, de relaciones y comparaciones impensadas, incluso en  estros días. Sus imágenes, como formulaciones del pathos primordial, plantean un espacio virtual del pensamiento, una conexión simbólica, histórica, liberada de las maneras esteticistas de su época. Un «historiador al borde de los abismos», como lo llama Didi-Huberman. O, como él mismo dice, «un sismógrafo del alma sobre la línea divisoria de las culturas».

En nuestra inundación de imágenes, y el condicionamiento que tenemos hacia la comunicación visual, estos ejemplos de casi un siglo nos convocan a reflexionar sobre cómo escribimos visualmente la historia de la danza, o la danza misma y cómo asumimos maneras que le sean propias para su archivo.

Quizás sea la ocasión para acercarnos a esos abismos, de la danza como imagen y la imagen de la danza. The Dance_ Historic Illustrations of Dancing From 3300 B.C. to 1911 a.D. Se puede consultar a continuación:

¿Usted qué opina?

Revista Paso al Paso, 2019.

Todos los contenidos de la Revista Paso al Paso circulan bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 2.5 Colombia.