Reseña del libro Miradas en movimiento

Por: Laura Hernández Lopera*

El libro miradas en movimiento: la imagen en la investigación social, publicado en el año 2018 en la ciudad de Medellín, nace de la insistencia metodológica de su coordinadora Rubiela Arboleda Gómez con el uso de la imagen, en el campo de las expresiones motrices; este interés está íntimamente ligado al papel que ha cobrado la imagen en los procesos de producción de conocimiento en la investigación social contemporánea.  

Estamos frente a un texto  en el que confluyen intereses diferentes e incluso contrapuestos, sin embargo, todos comunicados por una intensión pedagógica y una presencia vigorosa de imágenes -como las de Jesús Abad Colorado-, hiladas desde narrativas que tienden puentes más allá de los linderos académicos. Esta producción es pues, un trabajo de cara a la tarea de la divulgación.  En el libro participaron 13 investigadores, un artista plástico y dos fotógrafos, con trabajos de talantes muy variados, donde el miedo a la mezcla de saberes logra ser conjurado. 

En el libro han logrado confluir: la fotografía comunitaria en un colectivo del Oriente antioqueño, la visión política de la que hablan los muros de la Universidad de Antioquia, la foto usada por educadores físicos en una escuela rural del municipio de Caldas, la pregunta por la memoria, la imagen y la agencia en una población Mexicana, la cuestión del cuerpo y la imagen  entre desplazados hacia Medellín, la corporalidad de los maestros de educación física, el cuerpo en el cine, el cuerpo-imagen en los cuerpos de barro tumaco y la imagen digital. Estas y otras temáticas de investigación o intervención social, entrañan usos de la imagen diferenciados que campean en el libro. 

Me parece como lectora que el libro insiste en lo siguiente: la imagen permite entender, cuestionar y trasformar sentidos de realidad; abrir y conectar universos de sentido desde la investigación social. Como investigadora y participante del libro, pienso que en el estudio del cuerpo esta potencia es especialmente resbaladiza; lo que hace seductora y pertinente la disertación en torno a ella.

Se dirá en la introducción: “Este compendio es constancia de la presencia, cada vez más fuerte, de los registros visuales como recurso en la investigación social. Así mismo, busca ser un aporte frente a la escasez de discusiones relativas al uso de la imagen en el marco de la diversidad metodológica (…) enlazar imagen con metodología es reconocer su lugar en las maneras de configuración del conocimiento, y asignarle el estatuto de evidencia en torno a la diversidad social que intentamos comprender desde la investigación”.  La imagen en el libro, aparece desde lugares que sus autores muestran, a fuerza de sus quehaceres, y que son presentados con estilos muy variados.  

Los actores del campo de las expresiones motrices son los invitados especiales a la lectura de este libro, porque están allí como protagonistas. En sus trabajos, la imagen y el cuerpo, cuestionan y posibilitan caminos de conocimiento sobre los que vale la pena reflexionar. En este campo donde el cuerpo se hace imagen con tanta intensidad, acercarse a una producción de este tipo, podría representar una interlocución fructífera para profesores, estudiantes, investigadores y actores de las expresiones motrices; no sólo por lo que les es propio de su campo, sino también por lo que de foráneo puede tener para ellos.

Coordinadores: Rubiela Arboleda Gómez, Noemí Gómez Gómez y Víctor Molina Bedoya.
Autores: Arnulfo Hurtado Cerón, Alejandra Valencia González, Elkin Vergara Marín, Hugo Hernández Valdivia, Laura Hernández Lopera, Ruth Marina García Giraldo, Omar Andrés Osorio García, Paola Acevedo Cardona, Edwin Guerrero Bravo y William Moreno Gómez.
ISBN: 978-958-8952-82. Edición n° 1. Armenia: Editorial Kinesis. 2018. 467 páginas. 
*Laura Hernández Lopera es antropóloga y docente de la Universidad de Antioquia.
Por: Laura Hernández Lopera*

El libro miradas en movimiento: la imagen en la investigación social, publicado en el año 2018 en la ciudad de Medellín, nace de la insistencia metodológica de su coordinadora Rubiela Arboleda Gómez con el uso de la imagen, en el campo de las expresiones motrices; este interés está íntimamente ligado al papel que ha cobrado la imagen en los procesos de producción de conocimiento en la investigación social contemporánea.  

Estamos frente a un texto  en el que confluyen intereses diferentes e incluso contrapuestos, sin embargo, todos comunicados por una intensión pedagógica y una presencia vigorosa de imágenes -como las de Jesús Abad Colorado-, hiladas desde narrativas que tienden puentes más allá de los linderos académicos. Esta producción es pues, un trabajo de cara a la tarea de la divulgación.  En el libro participaron 13 investigadores, un artista plástico y dos fotógrafos, con trabajos de talantes muy variados, donde el miedo a la mezcla de saberes logra ser conjurado. 

En el libro han logrado confluir: la fotografía comunitaria en un colectivo del Oriente antioqueño, la visión política de la que hablan los muros de la Universidad de Antioquia, la foto usada por educadores físicos en una escuela rural del municipio de Caldas, la pregunta por la memoria, la imagen y la agencia en una población Mexicana, la cuestión del cuerpo y la imagen  entre desplazados hacia Medellín, la corporalidad de los maestros de educación física, el cuerpo en el cine, el cuerpo-imagen en los cuerpos de barro tumaco y la imagen digital. Estas y otras temáticas de investigación o intervención social, entrañan usos de la imagen diferenciados que campean en el libro. 

Me parece como lectora que el libro insiste en lo siguiente: la imagen permite entender, cuestionar y trasformar sentidos de realidad; abrir y conectar universos de sentido desde la investigación social. Como investigadora y participante del libro, pienso que en el estudio del cuerpo esta potencia es especialmente resbaladiza; lo que hace seductora y pertinente la disertación en torno a ella.

Se dirá en la introducción: “Este compendio es constancia de la presencia, cada vez más fuerte, de los registros visuales como recurso en la investigación social. Así mismo, busca ser un aporte frente a la escasez de discusiones relativas al uso de la imagen en el marco de la diversidad metodológica (…) enlazar imagen con metodología es reconocer su lugar en las maneras de configuración del conocimiento, y asignarle el estatuto de evidencia en torno a la diversidad social que intentamos comprender desde la investigación”.  La imagen en el libro, aparece desde lugares que sus autores muestran, a fuerza de sus quehaceres, y que son presentados con estilos muy variados.  

Los actores del campo de las expresiones motrices son los invitados especiales a la lectura de este libro, porque están allí como protagonistas. En sus trabajos, la imagen y el cuerpo, cuestionan y posibilitan caminos de conocimiento sobre los que vale la pena reflexionar. En este campo donde el cuerpo se hace imagen con tanta intensidad, acercarse a una producción de este tipo, podría representar una interlocución fructífera para profesores, estudiantes, investigadores y actores de las expresiones motrices; no sólo por lo que les es propio de su campo, sino también por lo que de foráneo puede tener para ellos.

Coordinadores: Rubiela Arboleda Gómez, Noemí Gómez Gómez y Víctor Molina Bedoya.
Autores: Arnulfo Hurtado Cerón, Alejandra Valencia González, Elkin Vergara Marín, Hugo Hernández Valdivia, Laura Hernández Lopera, Ruth Marina García Giraldo, Omar Andrés Osorio García, Paola Acevedo Cardona, Edwin Guerrero Bravo y William Moreno Gómez.
ISBN: 978-958-8952-82. Edición n° 1. Armenia: Editorial Kinesis. 2018. 467 páginas. 
*Laura Hernández Lopera es antropóloga y docente de la Universidad de Antioquia.

¿Usted qué opina?

Revista Paso al Paso, 2020. ISSN: 2711-4783 (En línea)

Todos los contenidos de la Revista Paso al Paso circulan bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 2.5 Colombia.